13 nov. 2008

Puzle contra la Agente More y el Teniente Willigham

Nos metimos en la cama y nos tapamos hasta arriba. Aunque dentro de mi habitación hacía calor, decidimos que estaríamos más a gusto tapados. Me miró y su dedo rozó mi mano, apartándola de donde estaba: el teclado del portátil. Puso la película sin saber que no iba a ser una sola película. Fueron 6 seguidas. Anoche la More y yo nos chupamos un maratón de Saw. Desde Saw I a Saw V. Pero el entrante introductorio fue todo un peliculón, Obsesión.

LLevamos muchas tardes de cine. Sweeney Todd, El Efecto Mariposa... Pero ninguna de ellas como ayer. Que tarde, señores. Si hasta nos dormimos los dos en mi cama, me desperté flipando... Menuda la de ayer. Y la de hoy. Al leventarnos y fumarnos el de buenos dias, se puso mi ropa más baggy y salimos a la calle, mañaneo máximo, mientras Choni limpiaba la habitacion. Intentamos robar la caja de esas narices de payaso verdes que pueblan todo Salamanca, salidas de una nueva red social, Keteke, rollo Tuenti. Fue un misterio hallar la caja vacía, y nos pusimos como locos a buscar las pruebas del delito. Entonces, Mc More (su nombre de rapera con mi ropa ancha, recientemente impuesto) se convirtió en la Agente More. Y yo en el Teniente Willigham, su coronel. Igual que Willigham, el Senior de la Slut justicia. Solo ella y poco más conocen lo que estoy diciendo. Y me encanta.

Ahora, cinco de la tarde, cubata en mano. Fiesta de ciencias, otra gran liada monumental. Aqui más que estudiantes hay vagos redomados que me arrastran cual muchedumbre fiestera. Así que, una vez termine de escribir esto, ya en estado ebrio me noto, terminaré de privar e iremos a los Pubs que abren desde las 4 de la tarde, y si, se llenan. ¿Qué mejor forma de coger el autobús a casa esta noche que de reenganche? Con una peli, tras el de buenas noches, desenado llegar a casa y tomarme un café. Mejor dicho, el café. Pero ahora nada de café, más vino y pasadme un cigarro, que voy a celebrar esos 5 comentarios en mi última entrada, dejándola de obra maestra. More, ¿tienes fuego, o me vas a inventar otra historia en la que Puzle nos intenta atacar? Jajajaja

4 comentarios:

Álvaro dijo...

como no, siempre de fiesta XD pobrecito, si esque te lian, no? ajaja

me quede con las ganas de conocer a choni. esa gran mujer. jajaja

:)

Anónimo dijo...

en tu línea...


me gusta!

Anónimo dijo...

escribes geniaL estoy enganchado a tu blog! I like it so much!

Anónimo dijo...

Sabes recuerdo perfectamente ese día, podría decirte al pie de la letra las mil y una conversaciones que mantuvimos, pero sobre todo me quedo con los silencios. Sí los silencios, porque sabes, lo mejor que puedes compartir con una persona es un silencio,un silencio en el que no se sienta incomodo ninguno de los dos. Fue el comienzo de algo grande, que se magnificará al año que viene y en cada visita que haga a Salamanca. A veces si me concentro siento tu espalda y solo así consigo dormirme. Pocas veces lo digo pero yo ya no te quiero, TE ADORO, y adoro escuchar la música a la vez que escribo estas palabras. Hoy me siento cerca de la 406 :D