12 nov. 2008

A mi puto rollo

Cuando notes que yo falto, solo piensa que es porque he encontrado algo que, aparentemente, me gusta más. No porque sea mejor, ni peor. Simplemente porque ahora mismo lo que necesito es algo diferente, Por ello todo este mes de desconexión del mundo, de olvidarme siempre el móvil vaya a donde vaya, de olvidarme del mundo como el mundo a veces se olvida de mí. No es egoísmo, es tiempo para mí. Tampoco es aislamiento, sino espacio vital propio. Es lo que he necesitado tanto tiempo, el tirarme en mi cama y fumarme los duros recuerdos de días grises, lluviosos y cargados de preguntas sin respuesta. Y, exhalando una bocanada de estos recuerdos notar una sonrisa en mi cara, la sonrisa que me sale cuando pienso en la suerte que tengo por fin, de haber conseguido una estabilidad que, sabía, solo hallaría lejos de todo lo que, durante aproximadamente dos años, se comió mi sueño en las noches de mayor cansancio. Ya he conseguido despertarme por las mañanas a una hora no muy tardía y totalmente descansado, aún habiéndome quedado hasta tarde viendo cine hasta repetir de forma estúpida diálogos de esas historias que, sin dejar de ser pura ficción, reflejan en mi el sentimiento de que no soy más que uno entre millones.

Recuerda: eres lo que piensas, sientes lo que quieres.

5 comentarios:

Maldonati dijo...

Me quedo con tu frase del final,
escribes genial ;)

Anónimo dijo...

tu mejor texto

Anónimo dijo...

me ha encantado Willigam, mi senior . De los mejores , sin duda . Sin embargo, yo en la frase final no estoy de acuerdo . Es bonita, pero no siempre sentimos lo que queremos no crees? piénsalo y ya me dirás .

Ser dijo...

escribes dabuti!
aunque suena mejor leyendolo tú :)

Álvaro dijo...

:)