28 feb. 2009

Terapia

Hoy, entre líneas y sin que me vea nadie, le toca un ratito al desamor. Para equilibrar la línea dibujada en mi mente, la que separa los buenos recuerdos de los malos, para dejar que solo por unos minutos su recuerdo y sus palabras se evaporen en mis pensamientos. Porque hoy toca darle una tregua a mi cabeza, hoy me tumbo, descanso y exhalo algún buen recuerdo junto a 12 de los malos. Es terapia, ayuda a borrar de la cabeza a quien un día quisiste y todo se complicó. Reconozco que es muy duro, por ello no es la primera vez que dejo por aquí algún pensamiento, anhelo o simple preocupación por algo que, puestos a ser cobardes, quiero creer que solo existió en mi cabeza. Tanto hemos cambiado que ni sé si era verdad, o si me he vuelto loco. Pero supe afrontar, pude vencer y eso me hizo más fuerte. Porque como siempre digo, yo siempre aprendo a base de hostias. Sobre todo si son psicológicas. De las sentimentales; punto débil. Solo decirle a mi peque, que no está pasando por un buen momento, que sé que ella es tan fuerte como yo, y que podrá con uno de estos quebraderos de cabeza con líos amorosos, sentimentales... que vuelven a uno loco.

LoveTruthFreedom&Beauty.

21 feb. 2009

Madrid

Un autobús, un destino. Una casa, y por aquel entonces tú y yo también éramos dos, es decir, uno y uno. O por lo menos hasta que entramos por la puerta. Un fin de semana desnudos, al calor de los cuerpos y de la luz rosa de la vitrocerámica maldita. Paseos por las calles de la capital, con o sin compañía y si con ella, la mejor de todas; el silencio que acompaña a quienes con un cruce de miradas se dicen todo. Que me encantas y me encanta encantarte. Si algo saco en claro es poco más que eso. El resto se funde en una serie de sensaciones que por primera vez tengo el gusto de vivir. ¿Con quién sino contigo? Mejor imposible. Madrid y sus gentes, grandes encuentros y todo el ron que nuestros cuerpos pudieron tragar. El resto para mí, para ver por la noche Lost empeñándome en recordar el sabor de tus labios. Volver a cruzarme con el flow de la sonrisa con más estilo jamás vista, la de mi princesa, y encontrarnos cara a cara con el hombre que más ha dado tema de conversación en nuestra quizá corta pero intensa relación, sin contar a los dos retrasados que antes compartían nuestros días. Suerte que nuestro ron y su vodka limón nos impulsaron a borrar muchas cosas; quien no me crea, que busque el vídeo en mi móvil. Ron, ron, la vida pirata, la vida mejor. Y sinó que le pregunten a Juls, la que prometió dejar la cerveza y con ello todo lo que conlleva; el mus, la marihuana y la comida en exceso. Sabia decisión, suerte que a mí no me hace falta. Te tengo, y soy consciente. Por la forma en que te ríes, porque lo intuyo cuando vuelvo del servicio y te pillo echando un trago a mi Tequila Sunrise, con tu Sex on the Beach en la otra. Me encantas y me encanta encantarte. El mejor de los sabores, el de un Mc Flurry en la plaza mayor, pero en la de Salamanca, no hay que irse tan lejos.

10 feb. 2009

Quédate a mi lado

Yo decido, y si valoro me voy contigo. Cómete mi piel y dormiré en tu ombligo. Seguro que pegados y desnudos no hace tanto frío. O por lo menos pensaré en otra cosa. Los días se hacen más lentos, y en mi estómago mariposas, si te acercas, si me miras, si te duermes, si me rozas. Muérdeme la boca, acércate a esa sensación, siente lo que siento cuando algo me provoca; entonces nota mi corazón, taquicardias de deseo que envuelven mis pensamientos en nuestras noches de incontenible pasión. Respira hondo, y perdamos la razón; el tiempo, el rumbo, el sentido y la respiración. Bébete mi aliento en copa de Martini. Mezclado, no agitado, como si fueses James Bond y yo el psicópata malvado. Abrázame hasta que no respire, si me quedo sin pulso tu sigue, y si cadáver en tus brazos me besas, despierto; y lo que el cuerpo te pide ofréceme sin pensarlo, sabiendo que acepto si tu firmas en mi espalda con la tinta de tu mirar antes cansado, ahora más vivo por habernos encontrado. Cuento contigo, duerme a mi lado, y si no hay techo que cobije nuestros cuerpos extasiados haremos un hueco entre la razón y el frío para juntar nuestros labios. Que el vacío en mi pecho si te vas me lleve a la locura, que me han contado que el tiempo todo lo cura pero si no te tengo al lado, ni tus ojos ni tus manos ni la forma en que nos besamos me dormiré en la duda de saber si recuerdo el último de esos paseos bajo la luna me lo habré inventado. Te lo pido una vez más; quédate a mi lado.

9 feb. 2009

Ska, ska, escapa, escápate conmigo.

Mientras tú dialogas yo aprovecho y me pongo mi DVD de Amy Winehouse, me fumo el polvo que queda en el fondo de mi paquete de Golden Virginia para liar y recapacito en la frase que tus labios pronunciaron esta tarde sobre mi edredón. Sonrío por ello, aunque en el fondo no me lo acabe de creer todavía, y rezo por sacar un par de días de tu tiempo y del mío para escaparnos por ahí, a cualquier otra parte. Cuando lo pienso me entran unas ganas tremendas. ¿Haces algo este viernes?

3 feb. 2009

¿Novedades?

No te creas; todo sigue del revés. Es solo que mientras mi portátil se mantiene en estado de coma profundo invierto mi tiempo en cagarme en la madre que parió a Choni, a de la limpieza. No solo han registrado mi habitación de arriba a abajo con el dueño de la residencia, además lo han ido largando piso por piso por toda la residencia. Debería enseñarle una nueva palabra a Choni: intimidad. Al principio hasta me hacía gracia que simpre me pillase saliendo de la ducha cada vez que entraba a limpiar, pero lo de esta semana es para matarla.

Y si paso las horas pensando en esas chorradas es por no pensar en el cúmulo indeseado de suspensos que vendrán algún día de estos... Prefiero ir planeando mi próxima investigación social; Navalmoral de la Mata, 4 días del más loco puro carnaval. Cuento los días; Elena me ayuda.

Solo tenía ganas de actualiza y de desahogarme un poco, aunque obviamente quien me conoce sabe que no estoy así solo por esto; y tú, ¿Me conoces?