23 nov. 2010

El de las cosas que molan.

Saltar, gritar, correr, cantar. Como un loco, hasta bailar, subirse a los bancos, fumar por las calles en noches de invierno. Loquear, reír sin parar hasta que duelen las costillas, beberme las nubes en las noches de maniobras de escapismo. Que me traigan el cola-cao calentito a la cama y me arropen, que apaguen la luz y entornen la puerta antes de irse. Las tardes de café y conversación agradable, las noches de pinchos por Van Dyck y la música a todo volumen. El silencio de un dulce despertar, el lado frío de la almohada. Su sonrisa de bicho, picarona y satisfecha. Las horas de musas y las tormentas. Los cuartos de hora interminables, las buenas acciones del día y los platos delicatessen. Hasta los post-it ocultos, el gato que mueve el brazo así, los baños de espuma y cerveza, y el té de mandarinas. Que suene el telefonillo, las navidades en verano, palomitas en cartón, que me quieran un montón, y así hasta ciento.

5 comentarios:

Orologiaio dijo...

Mooolaaaa!

:P

Annie dijo...

Me gusta tu blog ! http://greenannie-annie.blogspot.com/

Annie dijo...

Me gusta tu blog ! http://greenannie-annie.blogspot.com/

Annie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Miss Burning dijo...

''Su sonrisa de bicho, picarona y satisfecha'' Fabulosa entrada