1 abr. 2009

Introducción de personajes.

Hoy recuerdo muchas cosas que merecen la pena.

De copiloto con Kath cantando a pleno pulmón, quemando batería del coche de su padre tras 16 largos años de amistad eterna. De ella recuerdo tantas cosas que se me ha ocurrido recordar el último gran momentazo hasta el momento.

El polvo de mi vida, la canción que sonaba al llegar a rozar el éxtasis, a Eric, el calor de su piel y sobre todo su sabor. Recuerdo como lo nuestro fue siempre a escondidas: al principio temblando, y poco a poco sintiendo ese nosequé sin nombre que vuelve a uno loco.

Las mañanas de Lunes pienso en mi vida anterior, con tantas cosas que contar mientras subía al colegio a toda hostia con Nicole y sendos cigarrillos. Nuestras grandes tardes, nuestras frases míticas y nuestras canciones.

Recuerdo a Blake y cuánto le quise; tanto prometimos que al final nos saturamos.Lo mucho que me atraía su mundo, su vida, su círculo de amistades y recuerdo también el momento en el que prácticamente me expulsó de su vida tras tanto juntos. Aunque creo que esto último me había prometido no recordalro. Mierda.

Cuando salgo al exterior de la 406 a respirar el aire puro de la calle me es imposible esquivar la corriente de recuerdos que chocan contra mi cuerpo refrescándolo y a veces colgelándolo, con olor a Derek y todo lo que tenemos en común. Me vienen a la cabeza palabras demasiado frescas, besos suaves e intensos, ironías y un sentido del humor inteligente bastante desarrollado.

En algunas tardes de viernes recuerdo a Chelsea y a Nadia, nuestro local y tantas y tantas sequías. Lo que he reído en mi vida con ellas, madre. Los ratos de achante en DDCC, las largas conversaciones y los momentos más extraños; Quién viese a Nadia con una servilleta en la cabeza o a Chelsea comiendo hasta explotar, ¡Con lo escuálida que está!

Es extraño darme cuenta de cuánto me conoce Greg, y de la suerte que tengo de que pueda recetarme soluciones a problemas, líos amorosos y enfermedades. Siempre cortándome la respiración con sus ojos, los más potentes que he visto hasta ahora; durante la tarde de Starbucks noté que hablaban solos. Qué gusto pensar que brindaré con ellos muchas más veces. Espero que demasiadas.

Y los mejores recuerdos frescos los de Alisson, con ella todo se basa en teorías: de colores al cocinar y de perfecciones imperfectas en el terreno personal. Y con teorías que explican el mundo y el halo de misterio que lo rodea, la vida se hace un poquito más fácil. Y sinó sé que siempre nos quedarán las cosas suyas y mías para tirar de nosotros adelante. Aunque se haga duro decirlo.

4 comentarios:

Noiser dijo...

will se te echa de menos cabroncete.

Anónimo dijo...

will, al habla nadia xd esto me acaba de llegar :)

Diego O'sullivan dijo...

Jo gracias por pasarte Will , ;)!

que tal va todo rubito?
yo guay la verdad aver si hablamos más!

mua

Anónimo dijo...

Me parece que el personaje de Greg es el mejor de todos, esperemos que tenga una mayor relevancia en la historia... jajajajaaa