3 ago. 2010

Lunes de resaca múltiple.

Pasaban escasos minutos de media noche cuando creí notar tu presencia en mi habitación. Me levanté de la cama y asumí que echo de menos tu grandilocuencia, tus sonrisas furtivas y tus pantalones de pijama por dentro de los calcetines. Salí a la ventana a escuchar una canción que me recordase a tí, me encendí un cigarrillo y me pregunté seriamente porqué las cosas nunca salieron como preveíamos. Divagando entre recuerdos creí volver a notar tu presencia, y entonces me quedé embobado mirando a la luna; recordé que si el universo quiso que estuviésemos juntos, la reminiscencia de esos días será lo que haga de nosotros dos hombres que se quieren y se querrán a pesar de los pesares. Cómo echaba de menos la sensación de sentir mi cuerpo sumergido, casi tanto como, ahora que la tengo, te extraño a tí. Me conformo con las dosis de positivismo con toque romantinostálgico en días como hoy, de doble resaca física, mental y sentimental.


7 comentarios:

Orologiaio dijo...

Huecos de ausencia y latidos.

Laura dijo...

Son los síntomas de alguien que se marcha dejando un lugar en el corazón que nunca podrá ser olvidado.

Anónimo dijo...

Los calcetines por encima del pantalón de pijama...ya no lo hago, porque me recuerda a tus carcajadas de medianoche...

tampoco rebusco mucho en mi cajón de calcetines, tengo miedo de que aparezca alguno con una "G" bordada...eso de recordarte "por sorpresa" todavía me cuesta...

pero me gusta que sea así :)

Violetcarsons dijo...

Resaca múltiple? jejeje


Violetcarsons.

adri dijo...

Me gusta mucho tu blog, un saludo:)
pásate: http://tienestodoperoquieresmas.blogspot.com/

Anónimo dijo...

soy la ultima persona que pensarias que ecribo esto
y realmente tus textos son impresionantes ,alucinante guille
un abrazo
admirador anonimo

Reneses dijo...

Los recuerdos que, en su momento, son el motivo por el que vivir, también son después por los que morir...

La vida está llena de recuerdos, a los que tal vez, nos aferremos demasiado...

One Love.