17 abr. 2010



La responsabilidad pesa en mis párpados hasta impedirme la vista. Trato de evitar temas, me evado, no es el mejor momento. Pero no dejo de intentar ver el lado positivo, de desear que llegue el cambio para poder subirme al carro. La cuestión está en no desesperar, en sobrevivir.

No hay comentarios: