28 feb. 2009

Terapia

Hoy, entre líneas y sin que me vea nadie, le toca un ratito al desamor. Para equilibrar la línea dibujada en mi mente, la que separa los buenos recuerdos de los malos, para dejar que solo por unos minutos su recuerdo y sus palabras se evaporen en mis pensamientos. Porque hoy toca darle una tregua a mi cabeza, hoy me tumbo, descanso y exhalo algún buen recuerdo junto a 12 de los malos. Es terapia, ayuda a borrar de la cabeza a quien un día quisiste y todo se complicó. Reconozco que es muy duro, por ello no es la primera vez que dejo por aquí algún pensamiento, anhelo o simple preocupación por algo que, puestos a ser cobardes, quiero creer que solo existió en mi cabeza. Tanto hemos cambiado que ni sé si era verdad, o si me he vuelto loco. Pero supe afrontar, pude vencer y eso me hizo más fuerte. Porque como siempre digo, yo siempre aprendo a base de hostias. Sobre todo si son psicológicas. De las sentimentales; punto débil. Solo decirle a mi peque, que no está pasando por un buen momento, que sé que ella es tan fuerte como yo, y que podrá con uno de estos quebraderos de cabeza con líos amorosos, sentimentales... que vuelven a uno loco.

LoveTruthFreedom&Beauty.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Will eres INCREIBLE!Za