21 feb. 2009

Madrid

Un autobús, un destino. Una casa, y por aquel entonces tú y yo también éramos dos, es decir, uno y uno. O por lo menos hasta que entramos por la puerta. Un fin de semana desnudos, al calor de los cuerpos y de la luz rosa de la vitrocerámica maldita. Paseos por las calles de la capital, con o sin compañía y si con ella, la mejor de todas; el silencio que acompaña a quienes con un cruce de miradas se dicen todo. Que me encantas y me encanta encantarte. Si algo saco en claro es poco más que eso. El resto se funde en una serie de sensaciones que por primera vez tengo el gusto de vivir. ¿Con quién sino contigo? Mejor imposible. Madrid y sus gentes, grandes encuentros y todo el ron que nuestros cuerpos pudieron tragar. El resto para mí, para ver por la noche Lost empeñándome en recordar el sabor de tus labios. Volver a cruzarme con el flow de la sonrisa con más estilo jamás vista, la de mi princesa, y encontrarnos cara a cara con el hombre que más ha dado tema de conversación en nuestra quizá corta pero intensa relación, sin contar a los dos retrasados que antes compartían nuestros días. Suerte que nuestro ron y su vodka limón nos impulsaron a borrar muchas cosas; quien no me crea, que busque el vídeo en mi móvil. Ron, ron, la vida pirata, la vida mejor. Y sinó que le pregunten a Juls, la que prometió dejar la cerveza y con ello todo lo que conlleva; el mus, la marihuana y la comida en exceso. Sabia decisión, suerte que a mí no me hace falta. Te tengo, y soy consciente. Por la forma en que te ríes, porque lo intuyo cuando vuelvo del servicio y te pillo echando un trago a mi Tequila Sunrise, con tu Sex on the Beach en la otra. Me encantas y me encanta encantarte. El mejor de los sabores, el de un Mc Flurry en la plaza mayor, pero en la de Salamanca, no hay que irse tan lejos.

3 comentarios:

Miss Sensation dijo...

te regalo mi sonrisa porque eres qien la dibuja, mi flow, es tuyo.
qienes decian que compartian nuestras vidas? ellos se han borrado, y nuestras vidas se han reducido y adaptado a un circulo mucho más pequeño, pero lleno de SUEÑOS por cumplir :)

te qiero mucho gordito.
TANTO en TAN POCO.

dame.pistachos dijo...

dos minutos entre tanta gente y un encuentro ansiado y potente, con mucho ron y mucho ambiente, siendo una alegría básicamente contundente.

Bastarda dijo...

eres un asqueroso que ni una llamadita cuando te pasas por la capital


aún así, te echo de menos